Ir al contenido principal

Entradas

Analfabetos políticos

Uno de los grandes desafíos (entre muchos) que debía enfrentar Sebastián Piñera y su coalición era la demostración de un supuesto aprendizaje político. La necesidad de hacerlo se tornaba imperiosa tras la incomprensible derrota -para ellos incomprensible- de 2013, donde tras tanta proclama de éxitos en la gestión no fueron capaces de entregar la banda a una de los suyos. El asunto era bien sencillo, el manejo político fue aún más feble que un castillo de naipes.

Talón de Aquiles

Todo parece indicar que el aprendizaje no ocurrió. La otra alternativa es que tal vez se intentó, y nuevamente han reprobado. Con todo, lo más probable es que el actual oficialismo se haya dedicado simplemente a contemplar el paso del cadáver Bachelet 2 y su cantinflero gobierno, rematado además por escándalos de corrupción que no enfrentó. Así, en la entonces oposición olvidaron la importancia de procesar todos los errores cometidos; sin embargo, uno observa un presidente y un equipo que pareciera haber hibern…
Entradas recientes

Tejedores de ilusión

La base de todo desarrollo humano se compone, entre otras cosas, de la capacidad de desplegar toda clase de habilidades, talentos y maniobras posibles por un objetivo concreto. En el corto, mediano o largo plazo siempre se verán frutos; sin embargo, existe una gran diferencia entre el logro de una meta en forma autónoma y otro respaldado e impulsado por un tercero. El proyecto de viviendas sociales de Joaquín Lavin -el buenista de turno- en la comuna de Las Condes demuestra palmariamente aquello.

Arbitrariedad

El peor error que cometen quienes se oponen a estas iniciativas es acusar una politización de éstas. Planificar una obra pública, independiente de su tipo, objetivo o uso, es claramente una decisión política. Negar eso es terminar clamando en el desierto. Dicha decisión parte de una idea o cosmovisión del mundo que se aspira a conservar, mantener o cambiar según el caso. El problema es que, en política, como en todo asunto, toda decisión tiene costos y mensajes que se desprenden e…

Espiral de idiotez: II Parte

El tiraje de ideas y consecución de pensamientos que articula -o intenta articular- la corriente feminista ha desbloqueado un nuevo nivel. Se trata de la anulación de la racionalidad que aspira a ser reemplazada por el relativismo y subjetivismo emanado del sentir de las personas. Como consecuencia inmediata no se espera menos que una avalancha de barbarie irracional que termine por sepultar la razón, la fuerza de ideas a defender, o la búsqueda de ideas más sofisticadas y sólidas para discutir. No es de extrañarse entonces que incluso el día de mañana esto abarque aspectos orgánicos y de estructuración de una sociedad.

Agua para mi molino

Cuando una persona o grupo de personas cuestiona un hecho de la realidad, busca, investiga, explora, analiza, observa. Si el resultado del planteamiento que se ha establecido con anterioridad es adverso, se cambia la hipótesis o al menos se re definen las aristas fundamentales de la ya establecida. Por el contrario, las hordas de interés que subyacen…

Espiral de Idiotez

Hacer una revisión exhaustiva de la historia de la mujer en el mundo podría tardar incontables horas. Desde Cleopatra, pasando por Anne Boleyn, Madame Pompadour, Marie Curie, Valentina Tereshkova, entre otras...nos encontramos con las más prístinas y variopintas historias de personajes cuyas obras, aciertos y errores configuran un perfil histórico, social y político que dista mucho de aquel que intentan enarbolar las feministas radicales de la tercera ola que pululan en las calles de nuestro occidente, exhibiendo una irascible personalidad, que para colmo de males, se obstina en tratar de ajustar una concepción de mujer y de universo que bajo ninguna lógica se sustenta en un mundo cada vez más feble.

¿En qué quedamos?

Si hay una característica que se destaca en la revisión histórica de la lucha que muchas mujeres dieron en el pasado, es la búsqueda de la independencia y libertad verdadera. Por lo anterior nos referimos a aquella libertad que, además de abarcar la valentía de ser uno mi…

Nosotros...los otros...

Si tuviéramos que asimilar lo ocurrido en los últimos siete años en Chile a algún fenómeno de la naturaleza no habría lugar a dudas que todo se ha tratado de un torbellino. Las feroces revueltas del clima mental del populo han desnudado un golpe de timón que, de llevarnos por una senda con tropiezos a una cierta estabilidad social, económica y política, cambió sus directrices. Hoy, no pocos vociferan su amarga preocupación por lo que consideran una errática senda tomada por nuestro país a un clima general cuyos principales exponentes son la hostilidad, el odio, y el resentimiento. Como alternativa, no se alzan ni los más prístinos retazos de algún elemento que pudiera, siquiera, aletargar dicha preocupación

El problema mayor, sin embargo, es la extrapolación de cetros sobre los cuales se desplazan los dirigentes políticos y sociales que pululan en el Chile de hoy. Ello se ha gestado a través de todos los tiempos, y en nuestros días no será la excepción. Si algo caracteriza a quienes n…

El último (y eterno) suspiro...

Han pasado miles de años desde aquel instante en que Moisés recibiera los diez mandamientos en el Monte Sinaí. Todo aquello que quedara escrito en dichas piedras era considerado sagrado, y quién no siguiera o incumpliere uno o más de dichos dictámenes podía pagar con distintas penas que podían incluir la propia vida.

Por el contrario, en el mundo que hoy vivimos, es cada vez más probable cuestionar creencias, plantear cuestionamientos e hipótesis a millones de fenómenos, así como también descubrir nuevas alternativas y formas de vida. Por lo mismo, no deja de ser alarmante que aún existan personajes políticos cuya cosmovisión del mundo esté centrada en un credo y una forma de llevarlo a la práctica tan ferviente y cerrada a lo que la realidad es capaz de demostrar, sobrepasando con propiedad las convicciones personales. Es justamente lo ocurrido con Michelle Bachelet 2.0, su creación denominada Nueva Mayoría y las consecuencias del pernicioso "legado" del que tanto ufana tod…

La cultura de la cantinflada

Distante y sutil se alza entre los matorrales del jardín del edén llamado Chile Vamos la tardía galega primaveral que desde hace mucho no daba buenas nuevas a sus feligreses; y es que la cultura de la vida de la que tanto se habla y aparentemente pulula en dichos sectores habría encontrado razones bastante particulares para justificar la restitución de una idea que no pocos apoyan con inocultable entusiasmo.  Se trata de la pena de muerte, una decisión que, en palabras de quienes la sustentan, se explica porque quienes quitan la vida a otros quebrantan ese derecho, además de hacer desaparecer la dignidad como elemento base de la condición humana.

Todo comenzó cuando salió a la luz el caso de Sophia, una menor de un año y once meses, que fue asesinada brutalmente (al parecer) en manos de su padre, en la localidad de Alerce, Puerto Montt. Los informes médicos realizados determinaron que la menor tenía múltiples lesiones y quemaduras atribuibles a terceras personas. Fue tal la indignació…